Datos personales

Mi foto

Escribo para decirle al destino, que no importan las piedras en el camino ni las veces que me haga tropezar, yo elijo a dónde quiero llegar.  ♥

.

.

miércoles, 23 de marzo de 2016

A MI ALMA,….



(En memoria de mi Madre)


A veces miro al cielo
Con la dulce esperanza
De verte entre las nubes
Diciendo que me extrañas.

 Otras veces observo el mar
Y  camino por la orilla descalza
El vaivén de las  olas me recuerda
Lo bien que contigo lo pasaba.     

A veces  siento que estas aquí
Bailando por toda la casa
Feliz  y  sonriente,..
Como tanto te gustaba.

Otras veces me pregunto
Donde estarás mi Alma
Y quisiera gritarle al mundo
Lo mucho que me faltas.

 A veces siento que la vida
No es justa  y dolor nos causa
Al llevase a la gente que nos ama
Dejando un  gran vacío en el alma.

By Ramonika
Derechos Reservados

 Hermosillo Sonora México.

5 comentarios:

  1. Hermoso poema para la persona que lo es todo y cuando está a partido quedan los recuerdos vividos un hermoso homenaje a esa gran mujer, besos de Azul Abril visitando tu nueva casa no la había visto está muy hermosa.

    ResponderEliminar
  2. Por mucho que nos digamos que es la ley de la vida,nunca es fácil aceptar la muerte de una madre.
    Precioso poema el que le dedicas, seguro que sonríe desde el Cielo para ti.
    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
  3. El Amor hacia una Madre es único y especial.
    Como decía el Filosofo francés, Ernest Bersot:
    "Muchas maravillas hay en el universo; pero la obra maestra de la creación es el corazón materno."
    Dios no podía estar en Todas partes a la vez. Por eso creo a las Madres.
    Precioso y emotivo Poema pleno de nostalgia ante una ausencia irreparable e insustituible.
    Abrazos y Besines.

    ResponderEliminar
  4. maravilloso poema, llega muy hondo, muy hondo, felicitaciones

    ResponderEliminar
  5. Un poema muy sentido donde esa soledad que nos anega cuando parte nuestra madre, queda muy bien expresado, y es lógico, se lleva nuestro primer hogar, ese nido que nos cobijó siendo personas no nacidas, y luego nos recogió en sus brazos, nos amamantó, en conclusión, el primer y gran amor. Duele, sí, pero no hay que buscarla en la naturaleza, por más que ella ya sea parte de la misma, hay que buscar en nuestros corazones, allí están ellas, las mamás que se fueron. Precioso poema, Ramonika, y una belleza tu blogspot, me sumo a tus seguidores. Besos, TQM

    ResponderEliminar

Ƹ̴Ӂ̴Ʒ ❤ Ƹ̴Ӂ̴Ʒ